Furot del Monestir

Color de cereza con ribetes teja. Nariz viva e intensa, con aromas de roble bien integrados que dejan paso a un fondo especiado y mineral fruto de la tierra. En boca es graso y potente, mostrando su complejidad de forma atrevida, recuerdos de ciruela madura y balsámicos de hierbas de la Albera.
El final es largo, equilibrado y con taninos suaves.

Elaboración: Sansón y Cabernet Sauvignon con 15 meses de bota. Envejecido 15 meses en barricas de roble francés, y el tiempo restante en botella
Bodega:

9,95 

SUGERENCIAS Y DATOS ADICIONALES
Maridajes: Ideal con civet de jabalí, todo tipo de guisos, carnes rojas, legumbres o quesos curados.
COMPARTE