Vino tinto

El vino tinto puede ser muy diverso según como se elabora y su origen. Un apunte interesante a destacar es la temperatura de servicio. Un vino tinto joven será agradable de beber más fresquito, entre 12 y 15oC. Un vino que ha pasado un tiempo de crianza en madera, en cambio, será más agradable estando entre 15 y 18oC. Si un vino tinto se sirve a más de 20oC (la famosa temperatura ambiente para los tintos) nos puede dar una sensación excesivamente alcohólica y robusta.